martes, 2 de junio de 2009

Soy un explorador solitario, que perdió la brújula y el mapa


No sé lo que seré de mayor. No sé lo que conseguiré en la vida. O todos los sueños que me quedarán por cumplir.

Sólo quiero disfrutar de las cosas pequeñas. No estancarme. Seguir aprendiendo. Viajar. Querer. Que me quieran.

No quiero ser como todos, cumplir 30 años, echarme novio, comprarme una casa y saber que así será el resto de mi vida.

Quiero sorpresas, incertidumbre, anhelos.

No quiero la perfección, si la tuviera podría morirme en ese instante, porque nada más me quedaría por hacer.

Espero no convertirme en una más, conformarme con lo más fácil y vivir sin tensiones.

Ojalá pueda alcanzar horizontes lejanos, lograr mis metas y luchar por mis deseos sin rendirme, porque sólo así sabré que ha merecido la pena.

4 comentarios:

Pareidolia dijo...

La vida que uno tiene es la que elige, de eso no te quepa duda. Si eliges viajar, viajarás, si eliges estar sola, también estarás...El hecho de que mucha gente con 30 tenga pareja es significativo, pero no significa nada. Con 30, tengas o no pareja, tengas o no viajes, amor, trabajo, piso comprado o en alquiler, qué más da, con 30, tendrás más incertidumbre que sorpresas y muchos anhelos. Intuyo que aún te falta bastante hasta llegar a esa cifra, pues tranquila,sin prisa, que aún estás arando la tierra...Besicos

Amelie dijo...

Por eso me gustaba el tonto, porque sabía que podría despertarme los findes y decir, venga vamonos al aeropuerto, y cogemos el primer avión.
Yo también quiero incertidumbre, y disfrutar de las pequeñas cosas,aunque eso ya lo sé, capaz de emocionarme por ver a un viejito pasear con el nieto.
Tengo miedo de hacerme mayor y desaprovechar el tiempo, y lo peor, me doy cuenta de que tengo 25 años y sólo he aprovechado 1 mes de mi vida...
UN besoooo

Amelie dijo...

Podemos reirnos, pero...¡¡NECESITAMOS TERAPIA!!

Amanda dijo...

Y de nuevo: Idem.

Lo hice en su momento, abandoné lo convencional, lo que se supone que debia ser porque no me convencia. Y mucha gente alrededor mia empieza a hacer eso, alguna amiga ya tiene un niño... y... realmente no es eso lo que quiero para mi.

Es agobiante a veces nadar contracorriente.